El 30-31 de octubre en Quito, tuvo lugar la Séptima Reunión de Ministros en Materia de…

Por: Antonio Gutierrez

El 30-31 de octubre en Quito, tuvo lugar la Séptima Reunión de Ministros en Materia de Seguridad Pública de las Américas (MISPA VII). Es importante resaltar que el evento tiene un carácter bianual y fue programado con mucha antelación. Obviamente, el formato tampoco es nada nuevo y, en teoría, los temas tratados son de interés común para naciones que buscan mayor cooperación para enfrentar el crimen organizado en la región.

Dicho esto, es aún así, muy llamativo que el encuentro no se aplazara o fuera movido a otro lugar, dadas las circunstancias que atraviesa el Ecuador en medio de una crisis interna, dentro de la cual, el Gobierno es criticado, precisamente, por el uso excesivo de la fuerza pública de seguridad del Estado en las últimas protestas masivas donde, en un informe preliminar de la CIDH, concluye su fuerte preocupación por la violación de los derechos humanos de los manifestantes. En este contexto, es aún más sorprendente si tenemos en cuenta que:

  • En el momento de producirse el encuentro en el país, aún estaba vigente el estado de excepción;
  • En los días del foro en Quito estaba trabajando una delegación de la CIDH investigando abusos del gobierno hacia los manifestantes y otras posibles víctimas de la represión que tuvo lugar tan solo tres semanas antes y en medio de denuncias de esta delegación en donde expresaban que fueron obligados a borrar videos y grabaciones de las entrevistas que realizaron.
  • La anfitriona del evento María Paula Romo, se encontraba bajo una severa crítica por acciones duras de su ministerio durante el paro.
  • Poco después de esta reunión, se produce el Golpe de Estado en Bolivia.
  • Fuertes manifestaciones fueron brutalmente reprimidas en Honduras, después de que el Gobierno de Donal Trump apoyara al presidente de este país después de que su hermano fuera detenido en Estados Unidos por narcotráfico. Los manifestantes exigen su renuncia al cargo.

Es también llamativo que el evento fue atendido por el Secretario General de la OEA Luis Almagro y altos dirigentes de ministerios de seguridad de países que componen el Grupo de Lima.

El encuentro también produjo múltiples reuniones bilaterales. En particular, María Paula Romo y el ministro de Justicia y Seguridad Publica de Brasil, Sergio Fernando Moro suscribieron un Convenio de Cooperación Interinstitucional con el fin de “fortalecer la seguridad pública”.

La ministra de gobierno de Ecuador, también tuvo una conversación con el viceministro de seguridad pública de los Estados Unidos, James McCament, con el fin de “fortalecer las capacidades de la policía y migración con asistencia técnica”

Las conclusiones de dicho encuentro, son las anunciadas por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, de “conformar una estrategia regional para contener la desestabilización de las democracias, el crimen organizado y las revueltas violentas”.

Comentarios